miércoles, 18 de junio de 2014

Deepak Chopra 'reta' a los escépticos



Pretendiendo emular el reto de James Randi, Deepak Chopra nos ha lanzado un 'reto' a los escépticos:



Querido Randi: Antes de ir por ahí desenmascarando lo llamado "paranormal", por favor explique lo llamado "normal". ¿Cómo se convierte la electricidad que va al cerebro en la experiencia de un mundo tridimensional en el espacio y el tiempo? Si puede explicar eso, entonces, recibirá un millón de dólares de mí. Explique y resuelva el problema duro de la conciencia en una revista revisada por pares, ofrezca una teoría que sea falsable, y conseguirá el premio.

Steven Novella explica por qué este 'reto' es una trampa:

El reto es absurdo porque es completamente indefinido. ¿"Explicar" hasta qué punto? La ciencia a menudo avanza mediante el desarrollo de teorías que son cada vez más profundas. Es obvio que podemos explicar la conciencia en algún nivel, y es igual de obvio que Chopra no aceptaría ese nivel como suficiente, pero él no da absolutamente ninguna indicación de qué tan profunda requeriría ser una explicación.

Un reto sin una forma clara de juzgar el resultado no tiene valor. Esto es muy diferente al desafío de un millón de dólares de la JREF (ahora bajo la supervisión de Banachek) que negocia un protocolo muy específico con objetivos claros y un umbral claro para lo que será considerado como éxito.

La naturaleza vacua del desafío de Chopra se revela como lo que es – una maniobra hipócrita que Chopra sin duda desea usar para fines retóricos.

Si escuchan el resto del video-reto también queda claro que a Chopra le gusta operar en los vacíos – está haciendo un enorme argumento desde la ignorancia, o un argumento del tipo "dios de-los-vacíos". En esencia está diciendo como los neurólogos no pueden explicar ahora la conciencia a un nivel arbitrario de detalle (determinado a discreción de Chopra, con una opción interminable de revisión), entonces magia.

Él indica específicamente que sólo señalar las correlaciones neuroanatómicas no es suficiente (porque esa es evidencia que ya tenemos). En otras palabras, está diciendo que sólo porque un patrón particular de la actividad cerebral se correlacione con una experiencia consciente específica, eso no acredita que la actividad del cerebro provoque la experiencia. Bueno, no por sí misma, pero si se agregan todas las demás evidencias – que al cambiar el cerebro cambia la experiencia, etc, entonces todo ello contribuye a una conclusión científica bastante sólida.

Chopra quiere algo más que simplemente demostrar que el cerebro causa la conciencia, él quiere saber cómo. Él quiere que solucionemos el problema duro de la conciencia. Esta es una pregunta difícil, ya que los filósofos de la conciencia no pueden ni siquiera ponerse de acuerdo en que exista el problema duro. Puede que nunca resolvamos objetivamente el problema duro, que es, precisamente, la razón por la que tenemos una experiencia subjetiva de la propia existencia.

Estoy de acuerdo con Daniel Dennett quien, básicamente, dice que no hay problema duro. Que el cerebro haga todo lo que demostrablemente hace –todos los problemas fáciles– es la sumatoria de la conciencia. No hay necesariamente nada extra. Pero, incluso, si lo hay, hay muchas razones para creer que tiene algo que ver con el funcionamiento del cerebro – la forma en que procesa la información.

Así que, para recapitular, todo lo que Chopra quiere que hagamos es resolver un problema que es a la vez una de las preguntas científicas y filosóficas más difíciles de nuestro tiempo. Los avances que ya hemos hecho no son suficientes, y él es completamente impreciso sobre cuánto más hay qué avanzar. Él puede redefinir interminablemente lo que significa "explicar", según sea necesario. Estos postes están sobre ruedas.

Siempre me parece importante poner esos argumentos "de los vacíos" en contexto. Si tal desafío se hubiera hecho hace más de cien años, pueden imaginar a un Chopra del siglo 19 exigiendo la clase de evidencia para el paradigma de la función cerebral de la conciencia que actualmente tenemos hoy – muéstrenme correlaciones neuroanatómicas claras, demuestren que se puede alterar la mente alterando el cerebro, demuestren que las funciones cerebrarles preceden a los fenómenos mentales, etc. Tal reto habría sido imposible hace un siglo, pero ahora es una parte rutinaria de la neurociencia moderna, y por supuesto esto no es suficiente evidencia para los moradores del vacío. Quieren más.

Otra forma de ver esto es que la mejor manera de evaluar la fuerza de una teoría científica no es tomar una foto instantánea de lo que explica en la actualidad esa teoría, sino evaluar cómo le ha ido en el tiempo. ¿Ha progresado la teoría? ¿Es útil? ¿Se ha encontrado con alguna anomalía que parezca fatal para la teoría subyacente? La teoría materialista de la neurociencia, de que la mente como fenómeno es la función cerebral, ha tenido tanto éxito como la teoría de la evolución en el impulso de investigación productiva y haciendo predicciones exitosas. Los científicos están muy felices de ignorar todo este debate, mientras progresan en la profundizacíon de nuestra comprensión del cerebro y su función.

La típica deshonestidad intelectual de Deepak Chopra.

Richard Dawkins se tomó el 'reto' con sarcasmo: en Twitter hizo saber que busca probar que el amor hace que el mundo gire para reclamar el millón de dólares de Chopra y, además, anunció su propio reto falso, para premiar a quien pruebe experimentalmente que los celos son verdes. Ahh, maestro.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.