domingo, 15 de mayo de 2011

Desperdicio de Tecnología

A pesar de los embates de la superstición, la anticiencia y los fundamentalistas, la Ciencia y su derivado más palpable, la Tecnología, avanzan día tras día a pasos agigantados.

Resultó triste que los primeros usos de la imprenta de Gutenberg fueran en la masificación y popularización de la Biblia y ahora vemos cómo esta triste historia se repite:


El robot KR16, de fabricación alemana y probado en Sevilla, empezó la semana que pasó con la tarea de escribir la Biblia, a pluma y en cuidada caligrafía medieval, ante la puerta de la catedral de Tréveris (oeste de Alemania).

La mano firme del robot, apuntalado en un contenedor industrial de siete metros de largo a modo de escaparate, inició lo que se perfila como un largo trabajo de once meses de duración, las 24 horas del día.

Qué desperdicio de tiempo, energía y tecnología.

4 comentarios:

  1. En el peor de los casos, la pregunta no tiene nada que ver, pero ¿la temática religiosa le resta valor a las grandes obras del Renacimiento?

    ResponderEliminar
  2. Por supuesto que no.

    La temática religiosa no le resta valor a las grandes obras del Renacimiento, que son obras de arte.

    La biblia es un insulto a la civilidad y las buenas costumbres.

    Un saludo,

    -D

    ResponderEliminar
  3. ¡Pero no fue un desperdicio! la popularización de la biblia permitió que todo el mundo conociera sus incoherencias, mentiras y salvajadas, fue el principio del declive del poder absoluto de la iglesia en Europa. Podemos lamentar que haya sido tan lento y que aun conserven tanto poder, pero la imprenta colaboró como nadie.

    ResponderEliminar
  4. alien, bienvenido.

    Está bien, la popularización de la Biblia no fue un desperdicio completo. Pero sí lo es lo que pusieron a hacer a esta maquinita.

    ResponderEliminar

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.