domingo, 9 de octubre de 2011

Así que eso es el Kaparot

No quiero sonar como el papá de Mel Gibson, pero los judíos son la patada. Al menos los ultraortodoxos.

Esto es parte del ritual del Yom Kippur:

Durante generaciones, los judíos ultra-ortodoxos han marcado el Yom Kippur moviendo pollos vivos sobre sus cabezas mientras dicen una bendición, entonces sacrifican las aves como una forma simbólica de librar sus almas de los pecados.
...
La tradición se remonta al menos 800 años y pide a los creyentes a que agiten un pollo vivo tres veces por sobre sus cabezas antes de la llegada del Yom Kippur, el día más sagrado del judaísmo, que empieza al anochecer del viernes. Después de la masacre, los judíos religiosos suelen donar la carne a la caridad.

Eso lo que se conoce como el kaparot y los judíos creen que con este ritual le transfieren sus pecados a las aves (?). Es de notar que en círculos judíos más liberales se ha cambiado esta salvaje práctica por la entrega de dinero y hay una creciente denuncia de este evidente maltrato animal.

Aunque entregar dinero es menos malo, nos deja planteado el problema de la estúpida superstición.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada