jueves, 1 de diciembre de 2011

¡Gulnaz libre!... más o menos

En Occidente damos por sentado situaciones que no lo son en el resto del mundo.

Por ejemplo, salir de la cárcel siempre es algo positivo y constituye un motivo por el que alegrarse. Como ya vimos, no se puede decir lo mismo en Afganistán. Gulnaz, quien había sido condenada por adulterio ("cometido" cuando su cuñado la violó y la dejó embarazada) ha quedado en "libertad":

El presidente afgano, Hamid Karzai, ha indultado a una víctima de violación que fue encarcelada por haber cometido adulterio, después de que al parecer accediera a casarse con su agresor.

Una declaración del gobierno dijo que ella estaba de acuerdo con el matrimonio, aunque su abogado dijo que ella no quería casarse con él.

La mujer, de nombre Gulnaz, dio a luz en prisión a una hija que ha sido mantenida en la cárcel con ella.

Los grupos de derechos humanos dicen que cientos de mujeres en las cárceles de Afganistán son víctimas de violación o violencia doméstica.

Grande, Hamid Karzai, demostrando su magnanimidad al perdonarle a esta mujer haber sido violada, con la condición de que se case con el violador.

Los multi-culti no se podrán quejar. A pesar de toda la presencia gringa en ese pobre país, las tradiciones culturales se mantienen intactas.

(visto en el blog de Maryam Namazie)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada